Principios de Datos de Gobierno Abierto

Entre las iniciativas que impulsan el fortalecimiento de gobiernos participativos y transparentes, el movimiento de datos de gobierno abierto (Open Government Data, OGD) es  uno de los más importantes. La premisa básica de OGD es la apertura de los datos y la información pública que es gestionada desde las organizaciones gubernamentales. Los gobiernos transparentes apoyan los esfuerzos de diseminación de información, lo que produce un mayor conocimiento y progreso de la sociedad, y el aparecimiento de  nuevas actividades económicas.  La transparencia, en un sistema democrático, permite a los cuidadanos participar y controlar su gobierno, así como participar activamente en los esfuerzos de reducción de corrupción y otros actos ilícitos.

Los datos abiertos tienen el poder de mejorar la transparencia, y de habilitar la colaboración entre diferentes actores: los ciudadanos, la sociedad civil,  la industria, los medios, los políticos  y la academia. Además, son un medido que tiene el potencial de hacer que los ciudadanos se vinculen en la resolución de los problemas ciudadanos. En términos de interoperabilidad, es fundamental que los datos publicados sean publicados con licencias abiertas, que sea legibles tanto para los seres humanos, como por agentes máquina (Machine-readable data), en formatos no propietarios y con características que permitan mezclarse con otros sets de datos.  que favorezcan su re-uso tanto Esto aplica únicamente a los datos y la información pública, producida o de responsabilidad de los gobiernos o entidades controladas por el gobierno y no está relacionada con los datos sobre los ciudadanos, que son y deben permanecer privados.

En diciembre del 2007, en Sebastopol, California, 30 defensores de gobiernos abiertos [1] se reunieron y desarrollaron un conjunto de ocho principios de datos abiertos que se plantearon como esenciales para la democracia [2]. En 2010, la Sunlight Foundation adicionó dos principios [3].  En este contexto, los datos públicos serán considerados “abiertos” si cumplen los siguientes principios:

  1. Los datos deben ser completos. Todo dato público debe ser puesto a disposición [4].  Los datos públicos son datos que no están sujeto a limitaciones de privacidad, seguridad o privilegios válidos, que se rigen por otras leyes. Mientras que los recursos de información no electrónicos, tales como artefactos físicos, no se sujetan a los principios de datos abiertos de gobiernos, aunque se recomienda facilitar su acceso a través de vías electrónicas en la medida de lo posible.
  2. Los datos deben ser primarios. Los datos se publican tal como se recogieron, con el más finito nivel de granularidad posible, y no en formas agregadas o modificadas, de manera que otros puedan construir sus propias aplicaciones y preservar los datos para la posteridad.
  3. Los datos deben ser oportunos. Los datos deben ser puestos a disposición tan pronto como sea necesario para preservar su valor.
  4. Los datos deben ser accesibles. Los datos deben estar disponibles para la gama más amplia de usuarios y para el mayor rango de propósitos.
  5. Los datos deben ser procesables por máquinas. Los datos deben ser estructurados de modo que sean procesables automáticamente por las máquinas.
  6. El acceso a los datos no deben ser discriminatorio. Esto significa que los datos están disponibles para cualquier personas, sin necesidad de registro.
  7. Los datos no deben usar formatos propietarios. Los datos estarán disponibles en un formato sobre el que ninguna entidad tiene el control exclusivo.
  8. Los datos deben ser publicados con licencias libres. Los datos no serán sujetos a ninguna regulación de derechos de autor, patentes, marcas o secretos comerciales. Criterios razonables de privacidad, seguridad y restricciones de privilegio pueden ser permitidas cuando se rigen por otras leyes.
  9. Los datos deben permanecer en el tiempo. Esto se refiere a la capacidad de poder encontrar la información a lo largo del tiempo.
  10. Los datos no deben tener costo de uso. Uno de los mayores obstáculos para el acceso a la información accesible al público.

Estos principios especifican las condiciones que los datos públicos deben cumplir para ser considerado como “abiertos”. Los principios de Datos de Gobierno Abierto no direccionan sobre qué datos deben ser públicos y abiertos. Los gobiernos pueden decidir que ciertos temas por norma no se compartan con el público, especialmente los relacionados con la privacidad, seguridad y otros problemas relacionados con la gestión de datos.


 

[1] Open Government Working Group: https://public.resource.org/open_government_meeting.html

[2] Principles of Open Government Data: http://www.opengovdata.org/home/8principles

[3] Sunlight Foundation: 10 principles of Open Government Data: http://sunlightfoundation.com/policy/documents/ten-open-data- principles

[4] Por “Datos” se entiende la información y registros almacenadas electrónicamente. Se incluyen documentos, bases de datos de contratos, transcripciones de audiencias y grabaciones de eventos en audio/video. Mientras que los recursos de información no electrónicos, tales como artefactos físicos, no están sujetas a los principios de OGD, se recomienda facilitar el acceso a este tipo de recursos por vía electrónica en la medida de lo posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *